Cambios Legislativos en los Pequeños Comercios
para un menor impacto ambiental

Carrito_Comercio_Unión_Europea

La Unión Europea tiene claros sus objetivos: reducir el impacto ambiental de las empresas y comercios locales mediante la promoción de la economía circular, la transparencia y responsabilidad corporativa, y el fomento de la innovación y competitividad. Todos sabemos que hay una clara diferencia si nos ponemos a observar la cantidad de contaminación que generan, directa o indirectamente, los comercios mayoristas de los minoristas, sin embargo es inevitable que también afecte a los minoristas.

Pero, vamos a cambiar el enfoque y a mirarlo desde otro punto de vista. Los pequeños comercios juegan un papel fundamental en la transición hacia una economía sostenible, no son solo puntos de venta esenciales en nuestras comunidades, sino que también tienen la capacidad de influir directamente en las prácticas de consumo y en la adopción de productos y servicios más ecológicos.

La implementación de cambios legislativos provenientes de Europa y del gobierno actual refuerza la importancia de que estos negocios se alineen con las nuevas normativas medioambientales, energéticas y de reciclaje para contribuir significativamente a la protección del medio ambiente.

¿Qué cambios son los que afectarán a los comercios?

Veamos brevemente algunos de los cambios conocidos que ya afectan o que afectarán próximamente a los pequeños negocios, os dejamos el enlace del artículo para ampliar más información sobre ello:

1. Reglamento de Envases y Residuos de Envases

  • Obligaciones para los Establecimientos de alimentación: A partir de 2025, los comercios minoristas deberán ofrecer bebidas en envases reutilizables, variando la cantidad según el tamaño del establecimiento. Por ejemplo, las tiendas con superficies entre 300 y 1,000 m² deberán disponer de al menos 4 referencias de bebidas en envases reutilizables​ (Garrigues)​.
  • Responsabilidad del Productor: Esta medida afecta de forma indirecta a los comercios, ya que los productores están obligados a elaborar planes de prevención y ecodiseño, y establecer sistemas de depósito y devolución para envases reutilizables y de un solo uso, asegurando el reciclaje y la reutilización efectiva de estos materiales​ (Garrigues)​.

2. Directiva sobre Sostenibilidad y Diligencia

  • CSRD (La Directiva de Informes de Sostenibilidad Corporativa) y ESRS (Estándares Europeos de Informes de Sostenibilidad): Estas directivas amplían las obligaciones de reporte sobre sostenibilidad, afectando a más empresas, incluyendo pequeñas dentro de sus cadenas de valor. Las empresas deben reportar su impacto medioambiental y social siguiendo estándares europeos estrictos​ (TEIMAS)​.
  • CSDDD (Directiva de diligencia en materia de sostenibilidad corporativa): Obliga a las empresas a identificar y mitigar impactos negativos en derechos humanos y medioambiente, incluyendo aspectos relacionados con la gestión de residuos y las cadenas de valor​ (TEIMAS)​.

3. Eficiencia Energética en Edificios (RITE)

  • Reglamento RITE: Este nuevo reglamento exige evaluar y mejorar la eficiencia energética de los edificios reformados, priorizando el uso de instalaciones sostenibles. Los edificios comerciales de más de 1,000 m² deben informar sobre su consumo energético y su origen​ (Idealista)​.
  • Incentivos y Apoyos: El fondo europeo Next Generation EU financia parcialmente la instalación de energías renovables para autoconsumo, lo que representa una oportunidad para que los comercios reduzcan sus costes y emisiones​ (El País)​.

4. Directiva Green Claims

  • Combate al Greenwashing: Esta directiva establece criterios contra las declaraciones ambientales engañosas, asegurando que la información sobre la sostenibilidad de los productos sea precisa y fiable. Esto protege tanto a los consumidores como a los comerciantes que cumplen con las normativas​ (TEIMAS)​.

Importancia del cumplimiento de las normativas

El cumplimiento de estas normativas no solo es una obligación legal, sino también una oportunidad para los comercios de contribuir activamente a la protección del medio ambiente. Al adoptar prácticas más sostenibles, los pequeños negocios pueden mejorar su reputación, atraer a consumidores más conscientes y reducir costes operativos a largo plazo mediante la eficiencia energética. Además, el cumplimiento de estas normativas puede abrir puertas a nuevas oportunidades de financiación y apoyo gubernamental, como las ofrecidas por el fondo Next Generation EU.

Los pequeños comercios tienen la oportunidad y la responsabilidad de liderar el cambio hacia un futuro más sostenible y próspero.

¡Gracias por leer este artículo!

¡Compártelo si te ha gustado!

¡Contáctanos!

Envíanos un correo si necesitas cualquier información